DEPRESIÓN

DEPRESIÓN

 

SÍNTOMAS DE LA DEPRESIÓN

La depresión es un trastorno del humor cuyos síntomas más característicos son el estado de ánimo bajo y la pérdida del interés y la capacidad de disfrutar de las cosas.

  • Sentimientos intensos de tristeza.
  • Pérdida de interés en actividades que le resultaban placenteras.
  • Sentimientos de culpa e impotencia.
  • Desesperanza hacia el futuro.
  • Aislamiento social e introversión, aún en personas que han sido sociables y extrovertidas hasta entonces.
  • Ideas recurrentes de autogresión, ideas de suicidio o desaparición.
  • Falta de energía en relación con el ejercicio que se realiza.
  • Dificultad de concentración y disminución de la capacidad de pensar.
  • Alteraciones del sueño: dormir más de lo habitual sin motivo aparente, dificultades para conciliar el sueño, despertarse durante la noche o antes de lo planeado.

 

 

¿CAUSAS DE  LA DEPRESIÓN?

  • Por alteraciones de los neurotransmisores.
  • Puede heredarse cierta predisposición a padecer depresión.
  • Situaciones que implican un estrés continuo y los acontecimientos vitales traumáticos o perturbadores.
  • Baja autoestima.
  • Mala alimentación.

 

MANIFESTACIONES DE LA DEPRESIÓN                                                                                                                    

La depresión afecta negativamente en lo que las personas sienten, en lo que piensan sobre sí mismas y sobre los otros, y en su manera de actuar. La depresión afecta en el ámbito familiar, social y laboral de la persona deprimida.

El inicio de la depresión suele ser insidioso y progresivo, y a menudo a la propia persona le cuesta reconocerse enfermo - especialmente al principio -. Otras veces el inicio de la depresión puede ser más abrupto.

Muchas personas con depresión piensan en la muerte, en desaparecer como única manera de acabar con el sufrimiento. En ocasiones es una idea, sin llegar a planificar un acto suicida, pero algunas personas pueden crear planes de suicidio.

A la persona deprimida no se le puede exigir que haga lo que no puede hacer, si que es bueno animarle a que realice lo que pueda.

 

DEPRESIÓN Y ENVEJECIMIENTO

Deprimirse no forma parte natural ni es característica propia del envejecimiento.

Al envejecer se acumulan enfermedades, problemas y pérdidas, esto puede general preocupaciones o tristeza, y es normal que sea así. La depresión clínica va mucho más allá de una queja o una tristeza reactiva.

 

     TRATAMIENTO

Establecer buenos hábitos y manejar los pensamientos negativos para hacer frente a los períodos de bajo ánimo. Hablar sobre la depresión no empeorará la situación y puede ayudarles a conseguir ayuda más pronto. Es importante apoyar y ayudar a los familiares para que sepan actuar. Tratamiento farmacológico y psicoterapia.